LA CLAVE

Poco apego

Dos noticias encienden alarmas sobre la salud democrática del continente. Por un lado, en El Salvador, el presidente Bukele destituyó a 5 jueces de la Corte Suprema, porque no le gustaban sus fallos. Más cerca, en Argentina, ante un fallo contrario de la Corte Suprema local, el presidente Fernández, (¡¡profesor de Derecho Penal!!) dijo: “Yo voy a seguir cuidando la salud de los argentinos por más que escriban muchas hojas en sentencias”. Sin separación de poderes, no hay democracia posible.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error