LA CLAVE

Peligroso y alarmante

Desde que se supo que a una cantidad de policías les habían estado tomando fotografías, inclusive con sus familias, se prendio una nueva luz roja en la maltrecha seguridad pública. Ha pasado el tiempo y poco se ha sabido, y menos aún, se ha resuelto el caso. Se sospecha que fue una agente quien los fotografiaba y luego las habría pasado a otra mujer conocida como la brasileña y con antecedentes penales por drogas. Ahora, el Ministerio del Interior ha comenzado una investigación.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error