LA CLAVE

Paraíso comunista

En las páginas del Cultural de este domingo hay una crónica sobre el trágico escritor ruso, de ascendencia judía, Vasili Grossman. Basta sumergirse un poco en su vida y su literatura para que una vez más nos preguntemos como alguien puede pertenecer al partido comunista. Cómo es que los integrantes del PC local hacen abstracción de las crueldades y la falta de libertad, características de la dominación soviética. Para no tener otro Pasternak, no lo mandaron al Gulag pero lo enterraron en vida.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error