LA CLAVE

Hasta nunca

Desde que aparecieron los primeros casos de coronavirus, la ciudadanía uruguaya, en forma espontánea, utilizó el horario de las 21 horas para tributar aplausos a los profesionales de la salud que luchan palmo a palmo contra el virus. Una manera de decir muchas gracias. Ese horario, que debería ser sagrado, fue el que utilizó al Pit-Cnt para marcar su perfilismo opositor a un gobierno que asumió hace 25 días y lleva 20 luchando con la pandemia. Realmente penoso y vergonzoso. Se “quemaron” solitos.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error