La Clave

Dos meses de conflicto

Una cláusula de paz por tres años es una mala palabra para el sindicato de Conaprole que continúa impávido en su conflicto que lleva dos meses, por más que este afecte a la población, niños incluidos. También lo es que la empresa pretenda sancionar a un empleado que llamó "canario comebosta" a uno de los remitentes. Pero el Ministerio de Trabajo, con su titular embelesado en la posibilidad de ser candidato presidencial, da largas al asunto. Y bueno, todo es posible en este Uruguay frenteamplista.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados
Te recomendamos

º