LA CLAVE

Martínez, el quejoso

Es alarmante la pobreza de ideas de Daniel Martínez. A cuatro días de balotaje definitorio lo único que atina en su discurso es a quejarse de que su adversario “lo agrede”, insistir con que la ley de urgencia ha sido redactada por Satanás, Belcebú y Lucifer y que Lacalle Pou nunca gobernó (obvio, todos tienen su primera vez). En lugar de tanto llanto y gimoteo, podría manejar alguna de las propuestas que están en el programa del FA para ver si atrae votantes. Una campaña “por la negativa” es sinónimo de derrota.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error