LA CLAVE

El mar y un mensaje

Esta vez hubo un final feliz, pero el peligro estuvo rondando y pintó feo. Mauricio Alvigni, salvavidas de José Ignacio logró rescatar a un padre y a su hijo que se habían adentrado en el océano, llevados por una corriente traicionera. Unos 45 minutos estuvieron en nadando, pero no lograban salir. Afortunadamente desde la orilla se dieron cuenta de la situación en que estaban y avisaron al guardavidas que los rescató. Su mensaje es tras el mal rato es clarísimo: ¡no entren al agua si no hay guardavidas!

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error