LA CLAVE

Mala noticia

Las virulentas demostraciones de los habitantes de Hong Kong que se resisten fieramente a que China les meta más la mano encima, lamentablemente harán que “el tiro les salga por la culata”. El Secretario de Estado norteamericano ha declarado que Hong Kong ya no goza de la autonomía prometida por el gobierno chino. Y si bien parece un apoyo a sus reclamos, en realidad significa que no se justifican los términos favorables comerciales que le permitieron ser un centro financiero mundial.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error