LA CLAVE

¿Mala fe o qué?

Entre las cosas que hubo que escuchar ayer de los evidentemente malhumorados dirigentes sindicales a los que los periodistas les arrimaron un micrófono, hubo de todo. Por ejemplo, el que al protestar contra la medida de orden solidario anunciada por el Presidente en estos momentos tan difíciles, tranquilamente sembró la duda de si se refería a los sueldos por encima de 80.000, líquidos o brutos. A pesar de que el primer mandatario claramente explicó que el aporte sería en base al líquido.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error