La clave

¿Cómo lo llamamos?

Las políticas y la gestión del FA dan pavor por donde se las mire. Han repetido hasta el cansancio que los delincuentes son víctimas de la sociedad y que la represión es injusta. Pero basta mirar cuál es el destino de los delincuentes apresados para llegar a la conclusión de que son unos cínicos: la situación del Comcar, que alberga más del 30% de esas "víctimas de la sociedad" es escalofriante. Pasta base, adicciones, bandas, riñas, cortes, muerte. Si la represión es injusta, esta condena ¿qué es?

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados