A la lista negra

Si se buscan inversiones del primer mundo en el Uruguay, habrá que ir mirando (y poniendo en práctica) las condiciones que deben existir para que ellas se concreten. En varias áreas, incluida el área laboral. Eso es lo que está pasando con UPM, avalada por la Organización Internacional del Trabajo, y sus exigencias en materia de ocupaciones en materia laboral. El FA se ha salteado la Constitución en esta materia, pero la OIT las rechaza, se mantiene firme y si Uruguay no acepta, va a la lista negra.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados