LA CLAVE

Lenidad judicial

Qué empeño puede poner la policía en descubrir y apresar a los delincuentes si luego de detenido y ser llevado al juzgado, el castigo es tan ridículo que parece una tomadura de pelo. Al trabajo policial en primer lugar, a las víctimas en segundo lugar y a la sociedad en general, en tercer lugar. Es el caso de un muchacho de 15 años con varios antecedentes, que en Punta del Este entró a robar en varias casas causando daños costosos y la pena fue mandarlo a la casa con ¡2 meses de prisión domiciliaria!

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error