Publicidad

Las calles aventura

LA CLAVE

Circular por las calles del Centro se ha convertido en una peligrosa aventura. La norma que se ha instalado marca que se circula por la izquierda a 30 kilómetros o menos y para los adelantamientos hay que usar la derecha. Al revés del pepino. Camiones de reparto en general (a los que se van sumando de a poco los autos particulares) ponen el pica-pica y estacionan olímpicos en doble fila. Nadie les dice nada. Y para rematar, la coordinación de los semáforos no existe. De mal en peor.

Publicidad

Publicidad