LA CLAVE

Jugo peligroso

Como el director del Inisa andaba con sed, decidió tomarse el jugo de los internos. Fue por ese motivo y no porque existan los debidos controles, que se descubrió lo que contenía el inocente juguito. El jerarca del Centro de Máxima Contención (qué ironía) del Instituto Nacional de Inclusión Social Adolescente, (cuanto más largo el nombre, mejor) tuvo que ser atendido de urgencia por lo drogado que quedó. ¡Abundaba la benzodiazepina en el brebaje! Ahora se verá cómo sigue la historia.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados