LA CLAVE

Juego de cartas

El desgraciado fin del vicepresidente del club Rentistas, José Marciano, a días de la muerte de otro dirigente deportivo como el presidente de Trouville, Ricardo Rodríguez, son luces rojas que deberían hacer volver a sus cabales a más de uno. El espectáculo de la rambla el fin de semana pasado demuestra que a mucha gente le dio por pensar que ya basta con eso de no salir, de guardar una distancia de un metro y medio o dos. Un simple juego de cartas fue fatal y mostró cuan contagioso es el virus.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error