LA CLAVE

Jineteadas y carritos

La intervención del intendente de Montevideo en la polémica sobre las jineteadas, terminó como todos esperaban: nombró una comisión, viejo truco para no entrar al fondo del asunto. Más allá de eso, lo que llama la atención es la enorme dosis de “sensibilidad” de mucha gente que bien se calló la boca cuando este Montevideo frenteamplista estaba inundado de carritos tirados por caballos que recorrían las calles (y varios lo siguen haciendo) a cualquier hora. Para esos, la sensibilidad fue escasa.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados