LA CLAVE

Ideología y vergüenza

La Institución Nacional de Derechos Humanos salió el cruce de la reforma constitucional impulsada por el senador Larrañaga. Basta ver el nombre de su presidenta, la jueza Mariana Motta para concluir que se trata de una institución guiada por el sector más radical de la ideología del FA. El argumento central es que “disminuye la protección de los derechos humanos”, pero no aclara si se refiere a los delincuentes o a los ciudadanos robados, ultrajados o asesinados por ellos. Vergüenza debería darles.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados