LA CLAVE

La Holandesa

Y ahora el temor a la Enfermedad Holandesa. Para cualquiera que no esté empapado en la terminología usual en economía, es posible que pueda imaginar cualquier otra cosa, hasta una asociación non sancta, por culpa del conocido distrito rojo de Ámsterdam. Pero en realidad, de lo que se trata es del peligro de que un gran ingreso de divisas a raíz de la construcción de UPM haga apreciar nuestra moneda y perdamos competitividad. Así como volverse ultradependiente de esa exportación.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados