LA CLAVE

Una firme respuesta

Estados Unidos, Francia y Reino Unido lanzaron ataques contra Siria ante lo que denunciaron como crímenes cometidos por el régimen de Bashar Al Asad, con armas químicas, contra su propio pueblo. Murieron más de 40 civiles indefensos, incluyendo niños. La respuesta fue contundente, golpeó el corazón del arsenal químico y dejó en claro que la mayoría de la comunidad internacional no dejará impunes esos crímenes. El drama que desgarra a Siria sigue. La guerra ya causó 350 mil muertos.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados
Te recomendamos