LA CLAVE

Exceso de calor

Nadie se sorprende a esta altura porque los dirigentes gremiales de la educación critiquen algo que hace el gobierno. Durante la pandemia, si había clases se enojaban, y si no había clases, también se enojaban. Pero ahora han llegado a un récord mundial, al enojarse porque el gobierno quiere prorrogar el final de cursos, para compensar todas las clases perdidas por el Covid. Y encima, apelan a un argumento insólito: que un meteorólogo dijo que va a hacer mucho calor. ¡Paren las rotativas!

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error