LA CLAVE

Doble discurso

Durante meses, los gobernantes europeos “afearon” a Trump su visión nacionalista en materia sanitaria, y que su país ni participara de la OMS, ni del Covax para llevar vacunas contra el coronavirus a todo el mundo. Pues ahora que cambió todo en EE.UU., y ese país ha vuelto a los instrumentos multilaterales, son los europeos los que van a contramano. Es insólito que las autoridades de la UE presionen a los laboratorios para que no exporten vacunas. ¿Y el discurso de la solidaridad global?

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error