LA CLAVE

Dineros públicos

El desparpajo de la presidenta saliente del Inisa, Gabriela Fulco, de disponer un monto de $ 7.000.000 para incentivar a los trabajadores que se estaban certificando sin estar enfermos es una simple muestra de como se manejaban los dineros públicos por parte de las autoridades anteriores. Sin ninguna autorización y sin consultar a nadie disponían a su antojo de ellos. Ahora “se le fue la moto” porque quiso hacerlo y no se dio cuenta que había un nuevo gobierno. ¿Antes podía y se hacía solo en el Inisa?

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error