La Dlave

Dilma, sin votos

La apabullante votación de Bolsonaro en la primera vuelta brasileña hizo pasar casi desapercibido el magro desempeño de la expresidenta Dilma Rousseff en su intento de obtener una banca en el Senado. Rousseff, la heredera de Lula, se presentó en el estado de Minas Gerais —le corresponden dos bancas— y quedó cuarta y lejos en su aspiración por volver a la vida política tras haber sido destituida como jefa de Estado por ese mismo Senado. No hubo intermediarios, el pueblo dijo que no la quería.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados
Te recomendamos

º