LA CLAVE

Diferencia de tono

La entrevista publicada el domingo por El País, mostró a un José Mujica en lo suyo. Diciendo disparates, insultando, faltando el respeto, y posando de filósofo pobrista. También lanzando pullas y bajando línea política a diestra y siniestra. Ayer, el presidente Lacalle Pou fue interrogado sobre las palabras de Mujica, y respondió con altura, negándose a caer en el barro donde tan cómodo se siente Mujica. Una señal de cómo han cambiado los tiempos en el gobierno, y de que vivimos, por suerte, otros tiempos.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error