La Clave

¡Y dale que va!

El alto costo de producción uruguaya se debe superlativamente al Estado, pero por más marchas de protesta y reclamos en el sector rural, por más que se les haga ver a los integrantes del gobierno desde la prensa, la academia y el ámbito político, que así el Uruguay es poco viable, nada cambia. Además del aumento del peso de la asfixiante burocracia con el ingreso de más de 70.000 empleados y los disimulados en las paraestatales, en la Rendición de Cuentas se crean nuevos cargos políticos.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados
Te recomendamos