LA CLAVE

Cuba y la muerte

Mucho se ha hablado estos días de la apertura en Cuba de más espacio para los emprendimientos privados. Señal indisimulable de que lo estatal, de regla, funciona mal. Pero tan interesante como eso, son las actividades que la dictadura comunista excluye de manera especial de ser impulsadas por privados. Por ejemplo, el periodismo, la producción audiovisual y cinematográfica, y las pompas fúnebres. Además se ratifica la prohibición de crear sindicatos y asociaciones profesionales. El paraíso socialista.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error