LA CLAVE

Castigar al turista

No es la primera vez, ciertamente, pero no deja de sorprender cuando cada año se renueva el suplicio de los viajeros. Parece que la consigna es medio sádica. En este nuestro país que vive en buena medida del turismo, en especial algunos departamentos, aunque luego haya un natural derrame al resto de la economía. A los que han podido darse el gusto de irse de viaje en vacaciones, no es cuestión de hacérsela fácil. El retorno debe dejar un sabor amargo. Hay que sufrir horas y horas de cola.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados
Te recomendamos