LA CLAVE

Alberto, mejor no...

Cuando empezó la pandemia, hubo un grupo de dirigentes frenteamplistas que clamaba por ser adoptados por el presidente argentino Alberto Fernández. Tal era la admiración que les generaba su postura autoritaria con cuarentena forzosa incluida. Ahora tenemos un nuevo capítulo de regreso al dirigismo “vintage”. El gobierno argentino prohibió la exportación de carne, para bajar su precio. Un ejemplo de la peor demagogia que costará millones y dañará la producción. Trágico.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error