La Clave

Otra más, y van...

Ayer se anunció que la empresa Fleischmann deja de producir en el país y despidió a unos 30 empleados. Se suma a casos como Motoci-clo, Colgate, Pili, y tantas otras. Desde el gobierno se habla mucho de lo que pasa en Argentina, pero Uruguay viene destruyendo puestos de trabajo a un ritmo sin precedentes. La culpa es de un país caro, con impuestos asfixiantes y regulación laboral alejada de la realidad. Y sin embargo el gobierno no esboza ni una medida para mejorar en ninguno de esos rubros.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados
Te recomendamos