Juan Oribe Stemmer
Juan Oribe Stemmer

Guerra del Paraguay

El 1º de marzo se cumplió un siglo y medio del final de la Guerra del Paraguay. Un conflicto regional en el que se enfrentaron Argentina, Brasil y Uruguay, asociados en la Triple Alianza, con el Paraguay de Francisco Solano López. 

La guerra, sus antecedentes y su epílogo continúan siendo objeto de controversia y despiertan un eco importante en la actualidad.

La crisis tuvo raíces profundas en el secular conflicto entre los imperios español y portugués en América del Sur. A ello se sumaron concausas inmediatas entre las que se destaca la revolución encabezada por el general Flores contra el gobierno constitucional del presidente Berro. Los observadores más perspicaces, y distantes, anticipaban la tragedia. En julio de 1864, el Encargado de Negocios de Francia, Martín Maillefer, advirtió a su gobierno que desde "las Cordilleras hasta la embocadura del Plata y hasta Río de Janeiro, todo este continente bien pudiera verse envuelto en la lucha que ha provocado la empresa revolucionaria de Flores, sostenida por las pasiones argentinas y las codicias brasileñas".

El general Venancio Flores desembarcó en el Rincón de Gallinas el 19 de abril de 1863. El Imperio del Brasil lo apoyó por sus propios motivos, primero en forma indirecta y luego mediante la intervención armada por mar y tierra. Las tropas del Imperio invadieron nuestro país y ocuparon la ciudad de Melo el 12 de octubre de 1864. En el Río de la Plata, el almirante Tamandaré y el general Flores firmaron un acuerdo de cooperación el 20 de octubre siguiente.

Poco podía hacer el agobiado gobierno de Aguirre para enfrentar la combinación de la abrumadora fuerza militar y naval brasileña y la perfidia del gobierno argentino. El 20 de febrero de 1865 se firmó el Acuerdo de la Unión que puso fin a la guerra en el Uruguay.

Flores asumió como Gobernador Provisorio de la República.

En el Paraguay, Francisco Solano López contemplaba con creciente preocupación los acontecimientos aguas abajo de la Cuenca del Plata. La revolución de Flores, la intervención brasileña y la actitud argentina alteraban el equilibrio de las repúblicas del Plata, amenazaban el libre acceso de su país al océano Atlántico y agravaban las diferencias sobre los límites con sus dos vecinos.

A pesar de la difícil situación estratégica de su país, López decidió "llevar todo por delante" y comenzó las hostilidades contra Brasil el 12 de noviembre de 1864.

El Tratado de la Triple Alianza fue suscrito en Buenos Aires, el 1º de mayo de 1865, por Argentina, Brasil y Uruguay.

Las principales batallas se libraron en el año 1866. La última batalla importante fue la de Campo Grande, el 16 de agosto de 1869. Para entonces el ejército paraguayo se componía de niños y ancianos.

El 1º de marzo de 1870, un fuerte contingente de caballería brasileña finalmente alcanzó en Cerro Corá a un contingente paraguayo al mando de Francisco Solano López. El presidente paraguayo no se rindió y fue muerto por un soldado enemigo. También fue muerto su hijo José Francisco.

La guerra tuvo un costo terrible, no solamente para las tropas sino también para la población civil. Los historiadores ofrecen estimaciones diferentes sobre el precio que pagó la nación paraguaya. La más moderadas estiman que murió entre el 40-50% de la población. Una tragedia.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados