Juan Oribe Stemmer
Juan Oribe Stemmer

Elitismos

La enseñanza debe contribuir al desarrollo intelectual y moral de las nuevas generaciones, crear ciudadanos cultos para una sociedad democrática, ofrecerle a los hijos de los hogares más humildes las herramientas para romper el círculo vicioso de la pobreza con el fin de construir una sociedad más justa, y preparar los obreros, técnicos y profesionales imprescindibles para el desarrollo económico y social.

La enseñanza debe contribuir al desarrollo intelectual y moral de las nuevas generaciones, crear ciudadanos cultos para una sociedad democrática, ofrecerle a los hijos de los hogares más humildes las herramientas para romper el círculo vicioso de la pobreza con el fin de construir una sociedad más justa, y preparar los obreros, técnicos y profesionales imprescindibles para el desarrollo económico y social.

En nuestro país el sistema consigue el resulta opuesto: perpetua el preocupante bajo nivel cultural, acentúa la polarización social y desperdicia la principal riqueza de cualquier sociedad: la materia gris de sus nuevas generaciones.

Lo sucedido con el concurso para ingreso al Banco de la República para cubrir hasta 120 puestos de Auxiliar de Ingreso demuestra esa realidad.

El concurso incluye entre los requisitos excluyentes que los candidatos tengan 18 años y no haber cumplido 31 años y que posean secundaria completa al cierre del período de inscripción. En el llamado anterior se había incluido una etapa de preselección por curriculum liceal. AEBU propuso que se modificara ese requisito para evitar que el concurso fuese “elitista” y limitase “el ingreso de ciudadanos que puedan haber tenido dificultades durante el proceso liceal”. AEBU explicó que el propósito de modificar las bases del llamado anterior no significaba decirle “a la gente que no estudie o no se forme. El concurso es exigente y a todos se les pide liceo terminado. Lo que no queremos es que se haga un filtro antes por escolaridad”. AEBU realizará talleres para preparar a los postulantes en matemáticas, contabilidad y otras materias que formarán parte de las pruebas.

A pesar de toda la buena intención que hayan tenido AEBU y el directorio del BROU, el llamado será “elitista”.

¿Cuántos jóvenes uruguayos completan la enseñanza secundaria? ¿A qué clases sociales pertenecen?

En el año 2015, el nivel máximo de educación alcanzado por la población de 25 a 29 años fue: media superior completa, 10,2 % y terciaria completa e incompleta, 30,7 %. Por lo tanto quedará excluido del llamado casi el 60 % de las personas en aquel grupo de edades.

Ese dato debe ser analizado con el nivel de enseñanza alcanzado por la población de 25 a 59 años según el ingreso. En los hogares de menores ingresos, el 45,6 % de las personas tiene a la educación media como el máximo nivel educativo alcanzado y solamente el 2,2 % tiene a la educación terciaria como el máximo nivel. Ello contrasta con el nivel alcanzado por las personas en el quintil de ingresos más altos: el 39,2 % tiene como nivel educativo máximo a la educación secundaria y el 54,0 % a la educación terciaria.

Todo sistema de reclutamiento de personal supone criterios de selección que excluyen. Esto es inevitable.

Lo que si podemos evitar es la selección implícita previa, escondida, que nuestra sociedad acepta y que es determinada por la baja calidad de la enseñanza y los altos niveles de deserción. Dos problemas que están directamente asociados con el nivel de ingreso de los hogares.

En nuestro país el 32,3% de los adultos tiene educación secundaria completa y el 13,4% educación terciaria completa. El promedio de los países de la OCDE es, respectivamente, de 76,0% y 34,0%. ¿Quiénes son los más “elitistas?".

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados