Ignacio Sienra
Ignacio Sienra

Y ha llegado un año clave

El 30 de diciembre de 2016 a las 11 de la mañana publicó El Observador: “El vicepresidente Raúl Sendic dijo que está meditando seriamente preparar su tesis de grado para validar los estudios en genética humana que realizó en Cuba, pero no validó en Uruguay”.

El 30 de diciembre de 2016 a las 11 de la mañana publicó El Observador: “El vicepresidente Raúl Sendic dijo que está meditando seriamente preparar su tesis de grado para validar los estudios en genética humana que realizó en Cuba, pero no validó en Uruguay”.

A esta altura lo menos que podemos concluir es que nuestro Vicepresidente es un ingenuo.

Para él, “hacer la tesis implicaría un ‘desafío personal’ pero también una forma de reparar el error cometido…”

Declaró: “Fue un error, y lo admití en la Mesa Política, no haber validado esos estudios, porque obviamente en algún momento alguien iba a pedir esa validación. Y también fue un error creer que las circunstancias que rodearon mi vida en Cuba, iban a ser comprendidas por todos”, manifestó.

Cuando el asunto ha perdido fuerza, ha quedado demostrada la mentira del mismo y de la senadora Topolansky (quien dijo haber visto el título que el propio interesado reconoció inexistente) y la atención de la gente -que no olvida- estaba centrada en otros asuntos de interés, el hombre pone el tema nuevamente sobre el tapete.

No por casualidad la primera noticia del año este lunes 2 de enero, fue que la jueza Ana de Salterain hizo lugar al pedido del fiscal, y explicó que, puesto que el fiscal pidió el archivo, quedó obligada a tomar esa resolución sin ingresar en el fondo del asunto. Los argumentos ya los dio el fiscal, para quien, si bien Sendic se arrogó un título que no tenía, no cometió delito porque ese título no existe en el Uruguay.

Zafó el vice en el anca de un piojo… pero no su suerte política. Y en lugar de ponerse a trabajar en los temas importantes que el país tiene por delante -que no son pocos-, melancólicamente, declara que le gustaría retomar la genética. Nos parece perfecto. Eso debe ser lo de él, porque la política y la administración lo superan.

Topolansky -que dice haber visto lo que no existe, y por lo tanto mintió-, declara el 3 de enero de 2017 que la obra de Bonomi ha sido colosal. Y Jorge Vázquez explicó que a Bonomi lo consultan países extranjeros para mejorar temas de seguridad. ¿Fantasía? Creo que me quedo corto…

Todo esto ha ocurrido en los últimos cinco días.

¿Habrá límite o la idea es tomarle el pelo a la gente con un poco más de atrevimiento durante este año, respecto a años pasados? ¿Entran sobrando?

Pero, ¡ojo!

Novick está pegando donde la gente quiere que pegue: la rosca sindical. Lacalle Pou ha recalcado que estamos ante un año bisagra, y que hay que trabajar unidos para esta nueva realidad del Frente Amplio, sin mayoría absoluta. Muy acertada visión que esperamos que recuerde permanentemente, ya que el problema de él es cuando lleguen los triunfos. El Partido Colorado va a arrimar más de lo que la gente cree.

Si le sumamos la voracidad recaudadora de Astori y la carencia de ideas que no pasen por la mano en los bolsillos de los uruguayos, y la falta de acción de Vázquez por problemas internos en su partido, el resultado será el fin de los gobiernos del FA después de 2019.

Pero, por favor: hagamos todo lo posible para llegar a esa instancia lo menos averiados que se pueda, y lo mejor preparados, ya que la herencia sí que será maldita.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados
Te recomendamos
Max caracteres: 600 (pendientes: 600)