desde el arco - josé mastandrea

La pelota, al que más sabe

"Vos no te preocupes, pelota que robes, dásela a él, que es el que sabe". Es una frase casi tan vieja como el fútbol. Y seguro, la deben haber dicho todos los técnicos del mundo. Acá y en Japón.

La pelota tiene que pasar, indefectiblemente, por los pies del que más y mejor la maneja. Es casi una obviedad, pero no todos cumplen con esa regla no escrita.

Un ejemplo claro es el Peñarol de hoy. La pelota casi no pasa por Forlán, y el equipo no encuentra su funcionamiento. Cuando Forlán participó y fue protagonista, el aurinegro logró sus mejores desempeños, pero sin su juego, el equipo no rinde.

"Yo quiero que se contagien de Forlán y no Forlán de los otros", tiró Juan Pedro Damiani tras el ajustado 1-0 a Rentistas. Y ese parece ser el motivo principal de este bajón aurinegro.

Nacional es uno con el "Nacho" González en cancha, y otro sin él. El sábado quedó demostrado que es un jugador diferente a todos. Maneja la pelota, tiene una notable lectura del juego, y se adapta a cualquier posición. Pero cuando él se adueña del balón, el equipo juega y crece. "Yo quiero jugar, tanto me da, como volante por derecha, o como enlace", dijo "Nacho". El que sabe, sabe. Y hay que darle la pelota. ¿O no?

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados