desde el arco / josé mastandrea

Cualquiera le gana a cualquiera

El fútbol uruguayo es cambiante, tan cambiante que cualquiera le puede ganar a cualquiera, y por más que sea una frase más que repetida, es la realidad.

No sólo por lo que se dio este fin de semana, alcanza con ver lo que sucede fecha a fecha, en donde los más débiles terminan ganándole a los más fuertes, y los que llegaban de punto, terminaron siendo banca.

El Tanque, que hace tres fechas que no gana, le sacó dos puntos a Peñarol en el inicio del Apertura.

Sud América, que venía en la mala, con cambio de entrenador incluído, le hizo flor de partido a Nacional y lo frenó en su carrera hacia el título.

Pero una semana antes, el que estuvo muy cerca de dar un batacazo ante Peñarol, fue Rentistas, que hoy pelea con alma y vida para escaparle al fantasma descenso.

Y Villa Teresa, el mismo que pierde seguido pero deja todo en la cancha, le sacó a Defensor dos puntos en el Franzini, a este Defensor que si gana esta noche, se mete entre los cuatro mejores de la Copa Sudamericana.

El fútbol uruguayo, digan lo que digan, sigue siendo una quiniela. Y por más que los grandes están despegados y primeros, está claro que el Apertura va a tener un final incierto hasta el final.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados