de volea  daniel rosa

Así, ganar el clásico es impensado

"Hay mucho que corregir". La frase se le ha escuchado a Pablo Bengoechea desde comienzos de año.

A esta altura de los acontecimientos, nueve meses después de que asumiera como técnico de Peñarol, es alarmante que se le escuche decirlo. Siempre hay cosas a corregir, pero no debería ser mucho y menos en un equipo que ganó los últimos dos partidos. Sin embargo, Peñarol juega mal; rematadamente mal por momentos. El solo hecho de que Diego Forlán tenga tan poca incidencia en el fútbol aurinegro ya lo deja en claro.

A tres fechas del clásico —que tiene pinta de decisivo porque el Apertura parece un mano a mano entre los grandes— el hincha de Peñarol se pregunta: ¿se le puede ganar al tradicional rival con este nivel futbolístico? Nacional no es el Barcelona, pero es el equipo más sólido en el torneo local. Hace goles (es el más anotador con 22), recibe pocos (10) y tiene muchísimo más juego colectivo que el aurinegro. El clásico es un partido diferente y nunca hay favoritos, porque no hay solo puntos en juego, pero está claro que con el nivel actual, Peñarol no puede aspirar a ganarlo.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados
Te recomendamos
Max caracteres: 600 (pendientes: 600)