Editorial

Visitas al Vaticano

Puede ser que el Papa esté aplicando lo de Jesús y Magdalena pecadora, de acuerdo a las enseñanzas del nuevo testamento. Pero esto de que el Presidente Maduro, en tan dilecta compañía como la de Cristina Kirchner (una habitué del Vaticano pues ya van cinco veces que es recibida por Bergoglio), viaje a Roma para verse mañana con el Jefe de la Iglesia católica como si nada, es como una burla, pues los atropellos a los derechos humanos que se suceden bajo su mandato, son moneda corriente.

Hace más de un año que el joven líder opositor Leopoldo López, quien quijotescamente se entregó a las fuerzas gubernamentales sabiendo que no tenía nada que ocultar, como si en ese país hubiera un Poder Judicial independiente, padece en una pestilente cárcel por el solo hecho de haberse atrevido a confrontar al Presidente Maduro.

Sin delito ni condena, lleva más de 12 meses en esta injustificable situación y de poco han servido las marchas populares, las cartas públicas de prestigiosos personajes, de respetados ex presidentes, de organizaciones como Human Wrights Watch o del comisionado de la ONU. El representante de las Naciones Unidas, se ha sumado al pedido por otro opositor venezolano, Daniel Ceballos, ex alcalde de San Cristóbal, quien comenzó una huelga de hambre el 22 de mayo. Leopoldo López dejó de comer a partir el 24 del mismo mes. El reclamo es por la liberación de los presos políticos y para que se fije de una vez por todas la fecha de las elecciones legislativas, al tiempo de exigir la presencia de veedores internacionales para fiscalizar el proceso. Son 17 los encarcelados que llevan a cabo estas protestas extremas con grandes peligros para su estado físico. Lo cual se agrava por las condiciones en que se encuentran. En el caso de Ceballos, trasladado, lejos de Caracas, quien yace en una celda con un sucio colchón en el suelo y cerca de 40 grados de calor, lo que aumentan la deshidratación.

No se les ha permitido recibir visitas, ni de familiares ni de personalidades internacionales que se interesan por esas arbitrarias detenciones. La salud del Alcalde de Caracas, Antonio Ledesma se deterioró abruptamente y tuvo que ser sometido a una intervención quirúrgica, tras su violenta aprensión hace más de tres meses, (19 de febrero), de la que se recupera actualmente en prisión domiciliaria.

Pero con ser estos políticos los más representativos respecto del colapso de las instituciones en la Venezuela de Maduro y Diosdado Cabello (vaya ironía en ese nombre), también hay estudiantes y otras personas han sido asesinadas, heridas, torturadas, amedrentadas o se encuentran entre rejas, por el capricho despiadado del gobierno. El Presidente de la Asamblea Nacional, hombre fuerte del régimen, ha sido acusado por la justicia norteamericana y la DEA de ser el jefe del cártel que opera desde esa nación. Según publicara el Washington Post en estos días, luego de años de investigación se ha llegado a la conclusión de que ese país es actualmente un centro global de tráfico de cocaína y blanqueo de capitales.

El pasado fin de semana, miles de venezolanos opositores al gobierno se manifestaron en las principales ciudades con las mismas demandas de fijación de los comicios. El ex Presidente español Felipe González llegará hoy a Caracas, visita que tuvo que postergar en mayo, ante la postura del Ejecutivo que no le facilitaba su entrada, con la esperanza de ayudar a revertir en algo, la triste situación imperante en ese territorio. Para González, " Venezuela no es una dictadura, es una democracia que está ahogando las libertades".En efecto, es hora de poder terminar con el clima de temor que allí reina, con los presos políticos, con el enorme desabastecimiento, con la inflación que corroe, con la tremenda inseguridad, la censura, la falta de libertad de expresión y los abusos de poder.

Para que se diese la parábola del hijo pródigo y la benevolencia del Papa se viera justificada, tendría que haber arrepentimiento de parte de sus visitantes. Pero a juzgar por lo observado con otro de sus recientes interlocutores, Raúl Castro el sucesor de Fidel, continuando siempre con la dinastía, más allá de algún comentario cuya sinceridad no es posible comprobar, ("con la vejez quien sabe sino vuelvo al catolicismo") la ilusión es escasa.

Según datos de la disidente Comisión Cubana de Derechos Humanos y Reconciliación Nacional (CCDHRN), en mayo se produjeron en Cuba 641 detenciones por motivos políticos. Casi el doble de las registradas en abril. En el mismo mes, 88 pacíficos opositores fueron víctimas de agresiones físicas, acciones vandálicas, hostigamiento y actos de repudio.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados
Te recomendamos
Max caracteres: 600 (pendientes: 600)