EDITORIAL
diario El País

¿Una señal madura y alentadora?

No había terminando su pasaje por el Senado ni comenzado su etapa como Intendenta de Montevideo, cuando Carolina Cosse hizo su primer jugada política y la hizo bien.

Elaboró una propuesta para la llamada gobernanza de la Unidad Agroalimentaria Metropolitana (UAM) que permitió sortear una situación complicada que se estaba dando entre la bancada de gobierno y la del Frente Amplio. O más grave aún, entre el gobierno nacional (a través del Ministerio de Ganadería) y la Intendencia de Montevideo.

En otras palabras, Cosse mostró rápidos reflejos, buena cintura política y claridad para entender que no es bueno que ciertos problemas queden irresueltos cuando con bien criterio pueden ser sorteados.

La señal emitida fue positiva. También porque el propio presidente de la República estaba al tanto y entendió que la fórmula era buena. Desde el Senado, Jorge Gandini rápidamente la asumió al igual que el coordinador de la bancada frentista Charles Carrera. En un comunicado conjunto sostuvieron que “con espíritu de cooperación y atención particular al sector de la granja, se ha alcanzado un acuerdo ampliamente mayoritario, en consulta con el Poder Ejecutivo y la Intendenta electa de Montevideo, en un texto sustitutivo que se aprobará en el Presupuesto Nacional”.

La propuesta original enviada en el Presupuesto al Parlamento estaba destinada a generar problemas. Más allá de si el gobierno pretendía algo, había todo un contexto que anunciaba un inevitable choque. No en vano pasó modificada de la Cámara Baja al Senado y aun así tampoco de forma tal que agradara al Frente.

Se trata además de un artículo que va más allá de si el oficialismo cuenta o no con los votos ya que el terreno donde funciona la UAM y el local construido allí pertenecen a la Intendencia, lo cual le da una fuerte capacidad de presionar.

El domingo pasado, este diario publicó un extenso, minucioso e interesante informe sobre la realidad que rodea el funcionamiento del actual Mercado Modelo y sobre las perspectivas que implica la mudanza al nuevo local de la UAM. Queda claro que hay un complejo entramado de intereses, legítimos sin duda, pero que no facilitan las cosas.

Por eso en su momento llamó la atención que este cambio apareciera en el proyecto de Ley de Presupuesto, no tanto por lo que proponía sino por lo sorpresivo de su inclusión. No parecía ser un tema que hubiera sido conversado previamente con la Intendencia.

En algún momento el propio ministro de Ganadería comentó que se agregó muy sobre la hora y que era probable que el presidente ni siquiera lo supiera.

Por todas estas razones, el conflicto era inevitable. Y quien quedó atrapado en este lío fue el gobierno. Para colmo las partes lo enfrentaron algo crispadas. Por eso, la propuesta de Cosse, aceptada por todos, ofrece una saludable salida.

Importa destacar esto porque ante este y muchos otros temas, el Frente Amplio estaba reaccionando con llamativa intransigencia. Con un gobierno que lleva apenas meses en el gobierno y que ganó las elecciones con un mandato claro, el Frente en cuanto oposición viene actuando con rigidez y no termina de entender que no es que el gobierno se equivoca en sus decisiones, sino que las toma porque por prometerlas ganó la elección.

Lo de la intendenta electa Cosse es llamativo y alentador en un tema donde había posturas muy enfrentadas, pero en el que era posible llegar a un acuerdo.

Es verdad que al Frente le toca, desde el Parlamento, el papel de cuestionar y vigilar la gestión del gobierno. Pero no al punto de trabarlo todo mediante una intransigencia que no ofrece salidas.

Por eso lo de Cosse es llamativo y alentador en un tema donde había posturas muy enfrentadas, pero en el que era posible llegar a un acuerdo. La nueva intendenta había sido muy dura en este tema durante la campaña municipal; sin embargo, llegado el momento entendió lo que había que hacer. Razonó con cabeza política, negoció con gente que tiene sentido de la política y logró un resultado. Le dio una salida a la Intendencia y le dio una salida al gobierno. Es difícil pronosticar si esto es un caso excepcional y único y pasado este episodio el Frente seguirá actuando con intención de poner trabas a todo lo que pueda.

Sin embargo, no debería ser una excepción sino el estilo maduro y sabio de hacer política. Quizás Cosse lo mantenga desde su rol de Intendenta, y es de esperar que lo mismo hagan Yamandú Orsi en Canelones y Andrés Lima en Salto.

Pero sería bueno que de esta experiencia, la bancada frentista también concluyera que esa es la forma de hacer política, de pensar en el país, de cumplir la función que le corresponde desde la oposición.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados