EDITORIAL
diario El País

Un homenaje revelador

El Pit-Cnt realizó un homenaje al presidente Vázquez, antes de que deje el poder.

Según la comunicación de la central sindical, se trató de un “reconocimiento” a Vázquez “por su intachable comportamiento democrático, su apego al desarrollo inclusivo del país y por el impulso desarrollado durante su gestión en apoyo a la ampliación y defensa de derechos de la clase trabajadora”.

Dejando de lado la terminología sepia y de manual marxista apolillado que suele engalanar cada comunicado de la central sindical uruguaya, este homenaje es tremendamente explícito y revelador. Primero porque se trata de algo inédito en el país, y probablemente en el mundo occidental democrático: una central sindical que homenajea a un gobernante. Y un gobernante que tuvo gestos como declarar la esencialidad de la educación, y ordenar la represión cruenta de sus gremialistas, nada menos.

Pero mucho más llamativo que esto, es el estado en el que se encuentra el mundo laboral, al momento de dejar Vázquez el poder.

Al día de hoy, Uruguay tiene un desempleo de 9%, el más alto desde el año 2007, cuando el país todavía buscaba dejar atrás el fantasma de la peor crisis en un siglo. Aún más grave que eso, la tasa de empleo siguió bajando, y en 2019 promedió 56% de la población económicamente activa, la peor cifra que ha visto el país en una década. Es más, según el propio instituto Cuesta Duarte, “think tank” del Pit-Cnt, en los cinco años de gestión de Vázquez, se perdieron 55 mil puestos de trabajo en todo el país.

El Pit-Cnt decide hacerle un homenaje al presidente Vázquez, bajo cuya gestión se perdieron 55 mil puestos de trabajo, y la industria y la construcción cayeron a mínimos que no se veían en más de una década.

Una persona muy insidiosa podría decir, bueno, estos son datos generales, y el Pit-Cnt no deja de ser un grupo de presión que defiende los derechos de sus afiliados, en su mayoría obreros industriales y trabajadores de la construcción. Parece claro que la preocupación de la central sindical nunca es la misma cuando quienes padecen desempleo y crisis son los trabajadores del comercio, los privados, los que trabajan por cuenta propia. Pero los números tampoco apoyan este punto de vista.

El estado de situación de la industria nacional, al cierre del período de gobierno liderado por el homenajeado Vázquez, es el peor en décadas. Los números que se acaban de conocer muestran que la producción industrial, sin incluir los datos de la refinería de Ancap y las zonas francas, tuvo una caída de 2,4% en el 2019. El núcleo industrial cayó sistemáticamente en su producción durante los cinco años de gobierno de Vázquez. Y esto se nota particularmente en las cifras de empleo de esta rama, que en el año 2019 cayeron un 4,8%.

En materia de construcción, la cosa no luce mucho mejor. En una entrevista con El País el pasado lunes, el experto inmobiliario Daniel Porcaro decía que el 2019 fue “el peor año de la década” para el mercado inmobiliario. Y esto impacta directamente en la construcción, donde en los 5 años de presidencia de Vázquez se perdieron 25 mil puestos de trabajo. Sí, como lo escucha, bajo el timón del presidente homenajeado, el empleo en este sector clave de la economía cayó a su mínimo en 11 años.

Entonces, si vemos que el mundo del trabajo solo se ha deteriorado durante la gestión de Vázquez, cabe preguntarse, ¿qué es lo que ve el Pit-Cnt como para festejar tras estos cinco años?

Fácilmente podemos descartar esa sanata del “espíritu democrático”, ya que hablamos de una central dirigida en su mayoría por miembros del Partido Comunista, y que suelen derretirse en empalagosos elogios a dictaduras como Cuba o Venezuela. ¿Entonces?

Lo que este homenaje deja en claro son dos cosas. Primero, el alineamiento absoluto e irrestricto que tiene el poder sindical en Uruguay con el Frente Amplio. Luego de este episodio ya no hay dudas que la independencia de la que suele hacer gárgaras la dirigencia gremial del país, es un mito tan grande como el concepto de lucha de clases. Esto debe quedar bien claro para encuadrar con justicia cada comentario que surja del Pit-Cnt en los próximos años.

Lo segundo, es que el Pit-Cnt no tiene como principal preocupación la situación laboral de los uruguayos. Porque si no, nunca le harían un homenaje a un presidente bajo cuya gestión esa situación ha caído de manera tan dramática.

Pero hay algo positivo que surge de todo esto. Si a alguien que deja los números que deja Vázquez en materia laboral, el Pit-Cnt le rinde tributo, el nivel de exigencia, ha quedado realmente muy abajo. Y con poco que pueda hacer el nuevo presidente Luis Lacalle Pou, lo menos que le tocará será un busto en la sede de la calle Jackson. Algo que será realmente digno de ir a ver.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados