Editorial

Si habrán metido la mano en la lata...

Todos ellos tienen en común dos cosas; una, que han salido a la luz sus trapisondas y acciones de orden corrupto, solo después de las pacientes investigaciones y denuncias de la oposición, mayoritariamente del Partido Nacional.

En este momento, para el Frente Amplio, el otrora vicepresidente de la República y futuro candidato a disputar la Presidencia en las próximas elecciones, Raúl Sendic, hoy ocupa el lugar del malo de la película. Arrinconado contra las cuerdas, ya no le quedan nada más que unos cuantos acólitos que lo siguen vitoreando, vaya uno a saber por qué, en las escuálidas rondas políticas con las que sigue insistiendo.

Entonces, a punto de ser excomulgado en el Plenario del Partido, lanza dardos envenenados contra quien puede. El lodo lo ha tirado especialmente contra el Ministro Astori, aunque sin dar nombre y apellido, aunque sea fácil su identificación del momento que dos de los blancos elegidos son la desastrosa operación de cierre de Pluna con el falso remate incluido y el exdirector de Casinos, Juan Carlos Bengoa, a quien el Cr. Astori defendía a capa y espada hasta que terminó procesado y condenado. El rencor contra quien ocupaba en esos años la vicepresidencia, viene de la época cuando este lo criticaba duramente por su accionar al frente de Ancap.

Manejos que perjudicaron las finanzas del Estado y han contribuido al enorme déficit público que agobia a la producción nacional y a cada ciudadano, al que cada vez lo castigan con una mayor carga impositiva.

Y si no, basta escuchar a los tamberos, al borde del precipicio, sin que el gobierno reaccione debidamente para aliviarles los altos costos de los combustibles, de la energía eléctrica, etc. a los que tienen que hacer frente, sin rentabilidad que alcance y camino a la quiebra y el cierre de sus explotaciones.

Se acercan las definiciones en el plenario del F.A. con tres de sus integrantes en la picota. Sendic y De León por su tendencia a creerse que los dineros de las empresas estatales adonde han ido a parar, Ancap, Alur, ocupando cargos jugosamente remunerados y no por su adecuada capacitación, sino por amiguismo o cuota partidaria, son de su uso propio. O se lo creen, tan mareados han quedado con el poder alcanzado o es venalidad pura y dura.

Y en tercer lugar, el excanciller Almagro, devenido en oveja negra, ya que una vez instalado en la OEA, finalmente se le abrieron los ojos y comenzó a atacar la dictadura de Maduro. Las violaciones a los derechos humanos, los atropellos a las instituciones y a los opositores y a alertar sobre la crisis humanitaria en que ha sido hundida su población, provocando un éxodo nunca visto en ese país.

Pero hay otro personaje del núcleo emepepista, el diputado Daniel Placeres, que por ahora la va sacando barata. A pesar de tener todas las condiciones para también ser enjuiciado por sus correligionarios y la justicia.

Todos ellos tienen en común dos cosas; una, que han salido a la luz sus trapisondas y acciones de orden corrupto, solo después de las pacientes investigaciones y denuncias de la oposición, mayoritariamente del Partido Nacional.

La segunda; que su comportamiento deshonesto significa una apropiación indebida de los dineros públicos y un abierto irrespeto por el estado de derecho. A lo que se suma el vidrioso apoyo de altas jerarquías a estas personas. En el caso de la cooperativa Envidrio, beneficiada con créditos del Fondes que superan los US$ 11,5 millones, se ha sabido de la intervención del Ministro de Trabajo Ernesto Murro para que el Inefop le diese un préstamo encubierto a la inviable cooperativa, de unos US$ 1,5 millones más. Cuando el fin de este organismo es un fondo destinado a capacitar a gente que pierde su trabajo. Según dijeron, se había hecho un estudio previo de Envidrio, pero en realidad, el tal análisis consistió en un mero inventario de maquinaria y un listado de lo que hacía falta comprar.

De Placeres se sabe que siendo edil del MPP en 2006, aprovechó su influencia en la Junta Departamental para que fuera aceptada la instalación de la cooperativa vidriera en el Parque Tecnológico del Cerro. Aunque dice haber renunciado a la empresa al ocupar la banca, tres exobreros declararon haber estado trabajando en negro mientras los operarios figuraban en seguro de desempleo, y que Placeres es quien hacía y deshacía en la empresa. Aparte de mencionar sus numerosos viajes a Venezuela y el dinero que traía desde allí. La Justicia de Crimen Organizado ha empezado a averiguar sobre posibles transferencias de dinero recibidas por Envidrio desde Uruguay y desde el extranjero. El 13 de diciembre declaró el Director de Inefop, Eduardo Pereyra. Y más adelante el exdirector del Fondes, Edgardo Ortuño.

En tiempos en que hay tantas empresas en concurso de acreedores esos favoritismos partidarios no son de recibo.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados
Te recomendamos