EDITORIAL

La "generosidad" de ASSE

Basta mirar las fechas en que comenzaron estas “actividades” paralelas de jerarcas de ASSE para concluir que coinciden con la administración Mujica, donde ASSE se convirtió en feudo del MPP y el Partido Comunista.

Allá por 2014, El País de Madrid publicó una nota bajo el título de "Escánda-lo en la Sanidad Pública: un caso de corrupción acosa al partido de Mujica en el Uruguay". Los escándalos de ASSE habían trascendido fronteras. Se refería al procesamiento de uno de los directores de ASSE, Alfredo Silva (representante de los trabajadores) y señalaba que "la trama de corrupción en varios hospitales públicos salpica al gobernante FA (…) Silva y sus cómplices utilizaron la influencia de sus cargos para tercerizar servicios hacia una empresa que controlaban, con importantes sobrecostos para los hospi-tales". Silva fue procesado por el delito de conjunción del interés público con el privado.

Pero el tema de las irregularidades en ASSE, un gigantesco aparato que maneja los hospitales, centros de asistencia y policlínicas de carácter público en todo el país y atiende aproximadamente a un millón y medio de personas, ha sido una constante en los últimos años. Así, a instancias del diputado Eduardo Rubio, de Unidad Popular, y luego de una interpelación del nacionalista Martín Lema al ministro de Salud Pública, a mediados del año pasado se creó una comisión investigadora en Diputados. Y uno de sus temas centrales ha sido la repetición de "situaciones en las que funcionarios de ASSE, con capacidad de decisión contratan a sus propias empresas para venderle servicios a ASSE".

La investigadora ya tiene en carpeta para ser presentadas a la Justicia diversas irregularidades constatadas en hospitales del Interior del país y pueden sintetizarse en:

1) Hospital de Bella Unión: el tema fue el servicio de ambulancias. Según informó "Búsqueda", se contrató a una empresa (Siemm) propiedad de tres jerarcas, Federico Eguren, Rodrigo Barcelona y Marcos García, que era director del hospital cuando el servicio fue contratado. Cuando asumió en ese cargo (2012), García se desvinculó de la empresa, pero según pericias siguió relacionado con las cuentas bancarias de la empresa y en junio de 2015 recuperó su parte. Hay cobros dobles de IVA y muchas de las personas trasladadas no coinciden con los números de cédula aportados: "se cobra por sus traslados, siendo que las personas no existen".

2) Hospitales de Dolores y Mercedes: la directora del Hospital de Dolores y exdirectora del Hospital de Mercedes, Ana María Falótico (sumariada por ASSE), contrataba a su propia empresa para encargarse de las tareas de traslados es- pecializados en ambos centros. Además del eventual delito de conjunción del interés público con el privado, el edil del Partido Nacional en Soriano, Heber Scirgalea, denunció que la empresa de Falótico cobraba precios excesivos. El Hospital de Mercedes comenzó a trabajar con las ambulancias E.M.S. el 1° de octubre de 2013, cuando Falótico se desempeñaba como subdirectora del centro. En junio de 2014 fue nombrada directora del centro en Dolores y al mes la firma también fue contratada allí.

3) Hospital de Rivera: el director de este hospital, el ex diputado comunista Andrés Toriani, fue cesado a instancias del presidente Vázquez por las reiteradas denuncias de irregularidades que incluyeron la contratación de 60 médicos y otros funcionarios y el pago de sus retribuciones mediante transposición de fondos de otros rubros, como "Estudios médicos, sanitarios y sociales". Fue defendido a capa y espada por la anterior presidenta de ASSE, Susana Muñiz, también del Partido Comunista y también cesada por Váz-quez. Convocado por la Investigadora, Toriani manifestó que los directorios de ASSE que presidieron Beatriz Silva (administración Mujica) y luego Muñiz y los directores regionales sabían perfectamente lo que se estaba haciendo en Rivera.

Basta mirar las fechas en que comenzaron estas "actividades" paralelas de jerarcas de ASSE para concluir que coinciden con la administración Mujica, donde ASSE se convirtió en feudo del MPP y el Partido Comunista. Tan así fue que el primer presidente de esa era, Mario Córdoba, inauguró su gestión con el descabezamiento en prácticamente todos los hospitales de los directores que había dejado Vázquez, una tarea en la que contó con el apoyo de Alfredo Silva.

Y en esta intermediación de servicios, basta recordar también la opinión de Mujica sobre los intermediarios que expresara en el Senado cuando apareció "Aire Fresco" en los negocios con Venezuela. "Es una manera de ganarse la vida. La actividad de intermediación existe en todas partes, los bolicheros son intermedia- rios, el que vende trigo en el exterior también es intermediario, es una actividad como cualquiera". Aunque luego dijo a la cadena CNN: "A los que les gusta mucho la plata hay que correrlos de la política; son un peligro".

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados
Te recomendamos

º