Editorial

Expectativas para el 2019

Anticipos de lo que vendrá en un año en donde la campaña electoral estará en el centro de la escena mientras en el mundo se perfilan cambios de gran importancia.

Nada más difícil que predecir el futuro y más todavía el inmediato en tiempos tan revueltos como los que vivimos. Así lo confirma cualquier intento de anticipar lo que traerá este año 2019 tanto en el mundo como en nuestro país. Hagamos un intento.

Empezando por el mundo los augures anuncian que la situación puede cambiar drásticamente hacia fines de año con Estados Unidos entrando en recesión, China con menor crecimiento y algunos países europeos, como Italia, enfrentando una crisis financiera de difícil solución. Todo indica que habrá Brexit en medio de negociaciones cada vez mas complicadas. Nada luce muy seguro en un campo en donde los pronósticos suelen jugar malas pasadas.

La democracia tendrá un buen año a juzgar por las elecciones convocadas para un tercio de la población mundial, incluida India, el mayor sistema democrático vigente, así como Indonesia y Nigeria. Se esperan procesos electorales pacíficos que echen por tierra la idea de que el ejercicio de la democracia a través del sufragio resulta insuficiente para los ciudadanos.

Para América Latina hay coincidencia en advertir que se ahondará el desprestigio de los gobiernos de izquierda, con Venezuela a la cabeza, así como el ascenso —a la par de lo que ocurre en otras partes del planeta— de los populismos de derecha. De esto último es buen ejemplo el Brasil de Bolsonaro quien pese a su excesivo radicalismo en algunas áreas recibe un franco apoyo en su denuncia de los excesos y errores de la izquierda.

En su ejercicio de prospectiva para 2019 la revista británica The Economist agrega otros condimentos, algunos de ellos muy pintorescos. Según anticipa, después de medio siglo del momento en que Neil Asmstrong pisó la luna volverá a pleno la carrera espacial con participación incluida de particulares.

La revista también señala que se realzará el rol de famosas figuras históricas en cuyo homenaje se recordarán hitos tales como el 150º aniversario del nacimiento del Mahatma Gandhi, los 500 años de la llegada de Hernán Cortés a México y la muerte del genio toscano Leonardo da Vinci. Y además pide prestar atención a la batalla venidera a desarrollarse entre Donald Trump y el nuevo congreso dominado por los demócratas.

Trayendo el foco hacia Uruguay sobra decir que las expectativas estarán centradas en el proceso electoral. Primero con las elecciones internas y luego con las nacionales a un régimen de doble vuelta cuya realización parece segura. En las internas lo llamativo es el alto número de candidatos en todos los partidos a diferencia de lo ocurrido en anteriores instancias.

Habrá una dura lucha en el Partido Nacional tal como viene ocurriendo en los últimos años. El favoritismo de Luis Lacalle Pou se afianza debido a la multiplicidad de candidatos que quieren darle pelea. La fragmentación juega a su favor. Ahí está Jorge Larrañaga, cuya apuesta a un plebiscito constitucional para mejorar la seguridad pública le viene dando réditos. Por otro lado está el sector de los intendentes en un intento por lograr que el Interior tenga un mayor peso en la conducción partidaria. Y como agregado algunos candidatos sueltos que harán sus primeras armas en 2019.

En el Frente Amplio se aproxima una puja fuera de lo común sin candidatos con el triunfo asegurado de antemano como sucedió en las últimas campañas. Es que llegó la hora de renovar sus liderazgos y una nueva generación de dirigentes ofrece sus servicios. Salta a la vista que, según las encuestas, la competencia se definirá entre el intendente Daniel Martínez y la ministra Carolina Cosse. Será interesante observar hasta dónde se respetará el "guante blanco" en la interna izquierdista.

En el Partido Colorado habrá también mayor animación que en ocasiones anteriores dado el lanzamiento de la candidatura del economista Ernesto Talvi y el reintegro a filas de Julio María Sanguinetti. En los otros partidos tanto Pablo Mieres en el Independiente como Egdardo Novick en el de la Gente correrán sin contrincantes. Una vez celebradas las internas el tramo final llegará con doble vuelta ya que ninguno de los presidenciables parece contar hoy con los votos para imponerse en primera instancia. Eso es tan probable como que entre las principales motivaciones del votante estarán la inseguridad pública y el estado de la economía. Son áreas en donde las propuestas del Partido Nacional y las de Luis Lacalle Pou en particular lucen superiores.

En suma, un año movido para el mundo y para nuestro país que habrá que padecerlo o gozarlo según por dónde se lo mire.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados