EDITORIAL
diario El País

Elección norteamericana; escenarios

Este martes próximo es el día de elección y normalmente podríamos saber horas después el resultado, al proyectar la televisión su vaticinio. Pero esta vez podría darse una situación complicada debido a que se espera una concurrencia más numerosa y mucho voto por correo.

Esto último, denostado por Trump.

A nivel federal además de estar en juego la fórmula presidencial, se renueva un tercio del senado y toda la cámara de representantes (o diputados). Veamos distintos posibles escenarios y sus consecuencias respecto de la gobernabilidad que tendría la próxima Administración.

1) Biden y el partido demócrata ganan el control de ambas cámaras legislativas.- Se volvería a una normalidad más predecible en relaciones internacionales, aunque los problemas con China no se esfumarían. Se regresaría a la OMC y a acuerdos como el de París, respecto del cambio climático. Habría mayor estímulo a la economía, con énfasis en los sectores vulnerables de la población. Mayor consciencia en la lucha contra la plaga (Covid). Suba de impuestos a las corporaciones y a la renta de los más ricos. Lanzamiento de programas de obra pública. Se desarrollarían más parques eólicos y fotovoltaicos. Posiblemente Kim, Putin o Erdogan, desafiarían a la primera ocasión para medir el temple de la nueva Administración. Biden trataría de volver a la mesa de negociaciones con Irán sobre el tratado que los europeos no han abandonado. Algo que no place a Israel.

2) Trump es reelegido, retiene el control del senado y logra mayoría en la cámara de representantes.- Se votará un plan de subsidios para paliar los efectos de la crisis pero más orientado a salvar las empresas que a subsidiar la pobreza. Seguirá y posiblemente aumente el clima de confrontación constante con China, Corea del Sur y Europa por temas comerciales y tecnológicos. La situación en el Medio Oriente continuará dando problemas y el tema palestino, sin solución. Probablemente se llegue rápido a un tratado comercial con GB y un simultáneo "hard Brexit" del Reino Unido con Europa. Se intentará una reforma de los programas sociales como la cobertura médica, eliminando varios beneficios. Se promoverán cambios en la legislación social en el marco de una agenda conservadora. Pero debido al clima que rodea la pandemia del Covid-19, es factible que los diputados republicanos no avancen demasiado drástico. Se impondrán mayores limitaciones al aborto para satisfacer a los grupos religiosos que han apoyado en la campaña y habrá un retroceso en los frenos a la venta de armas a individuos y al porte de las mismas.

3) Biden gana pero los republicanos siguen controlando el senado.- Este es un escenario bastante probable. El éxito del gobierno dependerá mucho de la habilidad de la nueva Administración. Sin duda que los muchos años de Biden en el senado jugarán a su favor. Él y la vicepresidenta Harris (ex senadora) conocen bien a todos los miembros de ese exclusivo club y podrán negociar lo que haga falta, cediendo u otorgando especiales concesiones a los estados de los senadores que haya que convencer.

4) Biden gana pero los republicanos obtienen la mayoría en ambas cámaras.- Esta situación no es probable y conllevaría a una parálisis de la administración pública durante al menos los próximos dos años.

5) Trump gana, retiene el senado pero pierde en la Cámara Baja, situación como la actual.- Más de lo mismo. Pero, si además pierde en el voto popular por mucho más que la última vez contra Hillary Clinton (2.800.000) el clima social se pondría más violento.

Empezaría a tener un apoyo mayor, la propuesta de suprimir el Colegio Electoral buscando una reforma de la constitución. Esta se puede lograr de varias maneras, una de ellas vía plebiscito, quizás la adecuada para lograr este objetivo. Pero no es un camino fácil ni rápido.

A nivel federal además de estar en juego la fórmula presidencial, se renueva un tercio del senado y toda la cámara de representantes (o diputados). Veamos distintos posibles escenarios y sus consecuencias respecto de la gobernabilidad de la Administración.

6 )Trump gana, pero los republicanos pierden ambas cámaras.- Se armaría tremendo lío, decretazos y recursos frente a la Corte Suprema.

Habrá que prepararse para unos momentos de ansiedad, si no se sabe con claridad y pronto, el resultado de quién será el presidente. Por ejemplo, si el que va perdiendo no concede la victoria al rival, protesta, interpone recursos legales y se arma un conflicto con el conteo de los votos por correo. Un estado permite aceptar votos que lleguen hasta 3 días después de la fecha de elección. Daría pie a ser desafiado por el perdedor. El marco para una trifulca en las Cortes está dado. Esperemos que no suceda y que el martes por la noche todo el mundo pueda irse a la cama sabiendo quién será el presidente de los EE.UU. por los próximos cuatro años.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados