Editorial

Más corrupción frenteamplista

Todo este tema de Envidrio fue denunciado hace meses a la Justicia por parte del diputado Goñi, ya que el asunto tiene además una dimensión internacional que vincula a la empresa con el corrupto gobierno de Venezuela.

Es conocido el papel que jugó el Fondes (Fondo de Desarrollo) en el esquema general de corrupción que caracterizó varias áreas del gobierno de Mujica (2010-2015). La "velita prendida al socialismo", como la llamó por entonces el expresidente, perdió en 5 años unos 70 millones de dólares en préstamos incobrables.

Una de las empresas que recibió mayor cantidad de dinero del Fondes fue Envidrio. Con el cambio de administración frenteamplista en 2015, las nuevas autoridades de Fondes-Inacoop decidieron transparentar lo que todo el mundo ya sabía: que había varias empresas que no eran viables y que se habían tirado decenas de millones de dó-lares en préstamos que no iban a devolverse jamás. Fue así que se declaró incobrable el monto total del préstamo del Fondes a Envidrio por 11,5 millones de dólares.

Como la nueva administración decidió poner un poco de orden en el Fondes, la lógica clientelista y corrupta mujiquista se corrió hacia otras áreas del Estado. Fue así como en el caso concreto de Envidrio, el Instituto Nacional de Empleo y Formación Profesional (Inefop), que depende del Ministerio de trabajo y seguridad social (MTSS), decidió una nueva entrega de fondos a esa empresa fundida, por un monto superior a 1,5 millones de dólares.

Entre los actores de la oposición uno de los que más se ha ocupado de este asunto es el diputado Rodrigo Goñi. Declaró algo bien evidente y enteramente compartible: "resulta inconcebible y fuera de toda lógica, que luego de que el Fondes-Inacoop dependiente del MTSS declarara incobrable el crédito contra Envidrio por más de once millones y medio de dólares, ahora aparezca otra institución dependiente del mismo Ministerio, otorgándole un nuevo préstamo".

Hay un par de datos que conviene relacionar con toda esta situación. Por un lado, la evidente coronita que tiene Envidrio quizá tenga que ver con que Daniel Placeres, actual diputado del sector de Mujica, fue quien ocupó por años un lugar clave en esa empresa. Placeres es, además, estrechamente allegado al expresidente. Por otro lado, la autoridad última del ministerio que otorgó ese nuevo préstamo por 1,5 millones de dólares es Ernesto Murro, quien fuera hace poco promocionado por el propio Mujica como precandidato a presidente por el Frente Amplio. Una mano lava a la otra y las dos se lavan juntas.

Pero el asunto no termina allí con respecto a la tarea de Inefop. En primer lugar y como bien ha señalado el diputado Goñi, cuesta mucho encuadrar el nuevo préstamo otorgado a Envidrio entre los cometidos legales principales establecidos para Inefop, que son los de administrar el fondo de reconversión laboral para la capacitación y formación profesional orientado a la generación, mantenimiento y mejora del empleo. La ridícula excusa de la dependencia del MTSS es que prestó esa millonaria suma de dinero a Envidrio a cambio de futuras capacitaciones laborales. Es decir, atiéndase bien, que se prestó 1,5 millones de dólares para capacitar trabajadores en una empresa actualmente cerrada y fundida, con una producción muy poco competitiva y por lo tanto sin futuro alguno.

En segundo lugar, la Auditoría Interna de la Nación ya había observado a Inefop por "fallas en la rendición de cuentas y falta de definición de objetivos específicos e indicadores que permitan medir los resultados objetivamente, así como inexistencia de criterios respecto a la elegibilidad del gasto". Es decir, la Auditoría encontró en el funcionamiento actual de Inefop prácticamente los mismos problemas que caracterizaron al Fondes por años y que terminaron en préstamos otorgados de forma clientelista a los amigos del mujiquismo.

Todo este tema de Envidrio fue denunciado hace meses a la Justicia por parte del diputado Goñi, ya que el asunto tiene además una dimensión internacional que vincula a la empresa en la que trabajó Placeres, quien viajó decenas de veces a Caracas durante la administración Mujica, con el corrupto gobierno de Venezuela por préstamos multimillonarios en dólares cuyos destinos y orígenes no son nada claros.

Pero lo políticamente importante no es solamente que la Justicia se expida sobre el fondo de este asunto antes de las elecciones de 2019. Lo más relevante es caer en la cuenta de que el aparato mujiquista-frenteamplista, así como utilizó el Fondes para beneficio de sus amigos, ahora está utilizando dineros que debieran de ir a mejorar la formación de los trabajadores con dificultades de inserción laboral, para fines clientelistas. Es más corrupción frenteamplista.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados
Te recomendamos

º