EDITORIAL

Comenzó la campaña sucia

Resultó sumamente sorpresiva la forma burda, absurda y descarada con la que el Frente Amplio, impúdicamente a través de sus medios oficiales, editó un discurso de Luis Lacalle Pou para hacerle decir exactamente lo contrario de lo que había expresado.

Varios actores políticos, de distintas tiendas, vienen advirtiendo acerca de que la próxima campaña electoral que ya despunta (después del ramadán político uruguayo que coincide con el mundial de Rusia) será especialmente violenta y sucia. La predicción tiene algunos fundamentos, en especial por la relevancia que pueden jugar instrumentos que hoy están mucho más difundidos que hace 5 años, como las redes sociales, los videos que se viralizan por WhatsApp o el análisis de datos para definir contenidos y formas de los mensajes.

Sin embargo, resultó sumamente sorpresiva la forma burda, absurda y descarada con la que el Frente Amplio, impúdicamente a través de sus medios oficiales, editó un discurso de Luis Lacalle Pou para hacerle decir exactamente lo contrario de lo que había expresado. En un ejemplo extremo de posverdad y "noticia falsa" con la que tanto se ha medrado en algunas de las últimas campañas electorales en el mundo, con una influencia sumamente relevante en la pasada elección norteamericana, por ejemplo, el Frente Amplio se suma sin ambages a este tipo de estrategia sucia en las primeras de cambio.

Luis Lacalle Pou participó el lunes en un plenario de la lista 404 de Montevideo, donde realizó un discurso que fue recogido por diversos medios de prensa. El centro de sus palabras apuntó a una crítica con propuestas sobre la situación de inseguridad que sufre el país y a un claro mensaje de unidad hacia dentro del Partido Nacional con elogios hacia Jorge Larrañaga, Verónica Alonso y el grupo de los intendentes. Nadie podía presagiar la forma en que el partido de gobierno podría tergiversar el mensaje del principal líder opositor.

Al otro día, desde la cuenta oficial de Twitter del Frente Amplio apareció una versión editada del discurso de Lacalle Pou de unos pocos segundos, donde se le hacía decir exactamente lo opuesto a lo que había expresado. Lacalle Pou había dicho: "Esa concepción muy volcada hacia que ser delincuente es una consecuencia natural de la pobreza, ¡por favor!, es desmerecer un estado económico, compararlo con una situación moral. Por supuesto que el que menos tiene muchas veces está más volcado a cometer delitos, pero también les digo una cosa, los delincuentes más famosos del mundo son multimillonarios, no son los pobres. Así que a no creer que la pobreza es sinónimo de delincuencia".

Con notoria mala intención se editó el discurso para extraer un sentido opuesto al manifestado por Lacalle Pou, dejando solo la parte en que decía: "Por supuesto que el que menos tiene muchas veces está más volcado a cometer delitos" y desde la cuenta oficial de Twitter del Frente Amplio se agregó además este comentario: "Vincular los delitos con el nivel económico es la mejor forma de estigmatizar y generar una brecha entre quienes tienen y quienes no. La delincuencia existe en todas las clases sociales. Plantear los problemas de esta forma es un error y una injusticia"

El propio senador Lacalle Pou contestó publicando en la misma red social todo su discurso para dejar en claro la torpe maniobra del Frente Amplio. Queda claro que nuestro país no quedará ajeno en la próxima campaña electoral, a estrategias al mejor estilo de Donald Trump, en la cual no se tendrá el menor escozor en mentir, tergiversar y difundir noticias falsas con tal de mantenerse en el poder. El nerviosismo oficialista por las encuestas mostrando que parten de una situación en que tienen todas las de perder el año próximo, ya se deja sentir en esta táctica que sin el menor disimulo, parte de sus propios medios oficiales.

En el día de ayer, desde la misma cuenta de Twitter, se ofreció una media disculpa pero la enmienda fue peor que el soneto. Se dijo que quien maneja la cuenta oficial del Frente Amplio quiso publicar ese video y ese mensaje mentiroso desde su cuenta personal y le erró. O sea, el problema no es que se haya publicado un video con notoria mala fe, es que se equivocó de cuenta quien el Frente Amplio designó orgánicamente para manejar su comunicación pública. Un mamarracho.

El nivel de la campaña lo marcarán, por cierto, oficialismo y oposición. Ya que el Frente Amplio demuestra que está dispuesto a pelear en el barro ante la falta de argumentos para defender a un gobierno desastroso, deberá ser la oposición la que evite caer a ese mismo nivel miserable y repugnante. Bien por Lacalle Pou en contestar con altura, simplemente desmintiendo la infamia. Mal por un Frente Amplio desesperado que quiere llevar a todo el país a un debate ignominioso.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados
Te recomendamos

º