EDITORIAL
diario El País

Argentina, su propia enemiga

Sergio Massa alcanzó finalmente su objetivo de llegar a lo más alto en estos momentos. Se le presenta como un “súper Ministro” ,a cargo de tres carteras.

Le reportarán directamente, Economía, Desarrollo Productivo y Agricultura, Ganadería y Pesca y las relaciones con el FMI, el B.M., el BID y la Caf. Atrás parecen haber quedado las críticas incendiarias que le había hecho a Cristina K. cuando en el 2013 aspiraba a la diputación por Grupo Renovador de su creación. ¿Pero quedaron realmente enterradas esas épocas? O será el nombramiento, un presente envenenado? ¿Una buena forma de hundirlo definitivamente?

Si le sale bien, ganarían todos y quedaría en carrera para la sucesión presidencial. Si es lo contrario, se lo sacan de encima. A Sergio Massa se le identifica de la mejor manera,como un avezado “equilibrista”, pero con menos amabilidad, de gran “ camandulero”. Su habilidad para permanecer a flote tiene que ver con unos y otros. Llegó a ser Jefe de Gabinete del primer gobierno de Cristina, antes fue director de la poderosa Administración Nacional de Seguridad Social (Ansses) bajo los mandatos de Eduardo Duhalde y Néstor Kirchner. Dos veces Intendente de Tigre, ganó fama de buen administrador, aunque con conducir la economía de el país actual, hay poca relación.

Si le sale bien, ganarían todos y quedaría en carrera para la sucesión presidencial. Si es lo contrario, se lo sacan de encima . A Sergio Massa se le identifica de la mejor manera, como un avezado “equilibrista”, pero con menos amabilidad, de gran “camandulero”.

Hoy Argentina tiene una carga impositiva altísima que representa un lastre económico tremendo. Los argentinos han tenido que aprender a sobrevivir con ella, como sea. Por ejemplo, en estos momentos los contribuyentes se ajustan para tratar de sacarle provecho a las diferencias cambiarias, afín de no pagar tanto impuesto. Ante este panorama y baja de la recaudación, el gobierno sigue en la carrera loca de la emisión. Una consecuencia de tanta maquinita es el aumento continuo de la inflación que hoy sobrepasa el 64% interanual. La economía padece de un muy elevado intervencionismo y grandes distorsiones por la suma de subsidios, regulaciones y prohibiciones. El sistema de oferta y demanda no funciona en estas condiciones y tampoco hay un marco político que dé sostén a las iniciativas o a las instituciones, tal lo que se observa en la justicia.

El marco geopolítico mundial y la coyuntura actual resulta muy conveniente para la Argentina. Así como las guerras europeas del pasado la favorecieron, entre otras cosas por el interés por comestibles y lana, hoy día también se necesita mas petróleo, gas . Y esta nación se asienta sobre el segundo o tercer yacimiento de gas de esquisto y petróleo no convencional, más grande del mundo. El famoso yacimiento “Vaca Muerta”, a medida que se explora se descubre que es más amplia su superficie. Al sureste de Neuquén y hacia el norte de Mendoza hay menos gas, pero mas petróleo que en el centro. Los seudos Mapuches argentinos, (una creación política de la izquierda), por su lado ya comenzaron a extorsionar a los gobiernos provinciales, con bastante éxito, por ej. al Gobernador de Neuquén. Aunque algo ya se explota, no se avanza mucho por falta de capacidad de transporte. Al petróleo se lo puede llevar en camión pero al gas que sale al mismo tiempo, de no meterlo en una tubería o comprimirlo, no hay otra que ventearlo (quemar al aire libre) a la salida del pozo.

Durante el gobierno de Macri se trató de construir la obra. Al nuevo gasoducto se acordó llamarlo “Néstor Kirchner” para facilitar el proceso de aprobación, pero la máquina de impedir frustró hasta ahora la licitación y adjudicación del gasoducto. Argentinos y uruguayos sufriremos más frío el invierno que viene. La Argentina cubre sus necesidades de gas natural importando desde Bolivia por tubería y comprando LNG en el mercado internacional, traído por barco al Puerto de Bahía Blanca donde se gasifica. Se contrató una enorme planta montada en un barco con ese propósito, pero el arrendamiento no fue renovado y expiró, así que los finlandeses se lo aseguraron para el invierno, dado que el suministro de gas ruso se complicó.

Aparte de estos recursos naturales y del gran potencial del litio, (es el 4° productor mundial y 2° en reservas) Argentina posee mucha tecnología relacionada con esas industrias. Tienen a Techint en casa, una empresa de ingeniería y obras públicas de primer nivel internacional que en gasoductos tiene amplia experiencia. Han construido uno, nada menos que en Arabia Saudita, pero en Argentina, el avance es a paso de tortuga. Se importa el gas de Bolivia que se está acabando, y por mar. Pero el barco gasificador se va contratado por Finlandia, a causa de la invasión rusa a Ucrania.

Por más difícil de comprender que sea, la bienaventurada Argentina es su propia enemiga.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados