EDITORIAL
diario El País

Los amigos del avión

Ay el Frente Amplio! Por momentos da lástima que un Partido que logró gobernar durante 15 años se precipite tan abajo y quede sumido en la más absoluta mediocridad.

No tiene ninguna idea positiva, algo que apunte a mejorar las cosas o colaborar en el intento de hacer un país mejor, sino que afanosamente viven obsesionados con criticar todo los que hace o dice este gobierno. Unanimidad en la negativa y con eso se sienten satisfechos.

La última (o la penúltima al paso que van) fue el episodio del avión venezolano-iraní que partió del aeropuerto de Ezeiza en Buenos Aires, pretendió aterrizar en el Aeropuerto de Carrasco y el ministro de Defensa Nacional, Javier García, no se lo permitió. Pero no solo no permitió su aterrizaje, sino que explicó por qué lo hacía: el ministro del Interior, Luis Alberto Heber, le comunicó que había un alerta de información extranjera que advirtió a Uruguay sobre los riesgos de habilitar ese aterrizaje.

“Como ministro de Defensa fui yo quien dio la orden -en virtud de esa información y de los tiempos perentorios, ya que no se podía chequear- de que retornara, si no había ningún motivo humanitario”, dijo Javier García Y agregó: “Hay una razón de defensa aérea que está estipulada que en caso de riesgo de seguridad se impida la llegada de un avión”.

Joaquín Morales Solá, prestigioso periodista y columnista del diario La Nación de Buenos Aires criticó duramente a su gobierno (Argentina) por permitir el aterrizaje del avión en su país y preguntó “por qué nadie se sorprendió cuando un avión de carga llevaba 19 personas como tripulantes (14 venezolanos y 5 iraníes) cuando esa clase de aeronaves necesitan solo 6 o 7 tripulantes. El piloto del avión es Gholamreza Ghasemi. Ese nombre figura entre los integrantes de la fuerza Al-Quds, el brazo armado de la Guardia Revolucionaria Islámica de Irán, que es considerada un grupo terrorista por los gobiernos de Bahréin, de Arabia Saudita y de los Estados Unidos. ¿Es el Ghasemi de Al-Quds, vinculado también con el tráfico de armas, la misma persona del avión o este es un homónimo? (...) Fuentes diplomáticas no dudaron en afirmar que el Ghasemi del avión es el mismo Ghasemi de Al-Quds. Si así fuera, ¿qué hacía un funcionario de seguridad iraní al frente de un avión que andaba repartiendo cigarrillos y autopartes?”.

Un dato no menor es que el avión pertenece a la empresa venezolana Emtrasur, filial de Conviasa y se lo compró a la firma iraní Mahan Air. Ambas empresas están sancionadas por el gobierno de los Estados Unidos

Y otro dato tampoco menor es que la embajada de Israel en Buenos Aires emitió un comunicado donde señala que “el estado de Israel está particularmente preocupado por la actividad de las compañías aéreas iraníes Mahan Air y Qeshm Fars Air en América Latina, empresas que se dedican al tráfico de armamento y al traslado de personas y equipos que operan para la Fuerza Al-Quds”.

No hay que olvidar que, según la Justicia argentina, fue el gobierno de Irán quien planificó y llevó a cabo el atentado a la AMIA (Asociación Mutual Israelita Argentina) el 18 de julio de 1994 con un saldo de 85 muertos y más de 300 heridos.

La convocatoria del FA al Ministro de Defensa por el tema del avión venezolano-iraní rechina. Parecería que no les preocupa la seguridad uruguaya sino su “amistad” con el dictador Maduro.

A pesar de todos estos antecedentes (y muchos más, como la presencia de este mismo cuestionado avión bajando y levantando carga en Ciudad del Este que concluyó con el despido de los funcionarios que lo permitieron por parte del gobierno paraguayo) los senadores del Frente Amplio integrantes de la Comisión de Defensa, Mario Bergara, Sandra Lazo y Alejandro Sánchez presentaron este martes una citación para que el ministro de Defensa, Javier García, concurra a brindar información sobre la decisión de negar el ingreso al espacio aéreo uruguayo al avión venezolano-iraní. ¿El motivo?

No parece difícil determinarlo sobre la base de que hay dos puntos que están muy claros. Uno, es la incondicional relación y defensa permanente del FA y su jefe el Pit-Cnt con la dictadura venezolana, que ha barrido con cuantos derechos humanos e instituciones republicanas hubo alguna vez en ese país. Dos, que por cielo, aire, mar y tierra, desde que asumió este gobierno, el FA o su jefe el Pit-Cnt han practicado una oposición agresiva y total. Nada que haga o proyecte el gobierno es bueno para ellos, por lo que buscarán criticar y descalificar al ministro García, aunque lo que hizo fue defender al país.

Es así de claro, pero jamás lo van a reconocer porque no les da ni la cabeza ni el corazón.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados