ECOS
Email:
Teléfono: 2908 0911
Correo: Plaza de Cagancha 1162
Escriba su carta aquí

Wilson nunca se queda solo


@|El domingo 15 de marzo, estuvo previsto un homenaje a un inmortal del Partido Nacional, Wilson Ferreira Aldunate. Y se dispuso que la oratoria iba a estar a cargo del actual Presidente del Directorio el Dr. Pablo Abdala.

Las difíciles circunstancias que vive el mundo, obligó a suspender el evento tan merecido por el último (por ahora) héroe civil que engalana la historia de nuestra colectividad. Consideré que igual estaba en condiciones de acercarme (a título personal) a su panteón, como una deuda de admiración mía y que es sin duda la de tantos uruguayos. Muchas flores blancas en los macetones que llevan su nombre. Y atada a una argolla de la tapa de su tumba, una bandera del Partido Nacional, como una ofrenda permanente.

Augusto Compte sostenía que la sociedad es el lugar donde los muertos coexisten con los vivos. Y los blancos tenemos muchos homenajeados en distintos momentos en todas las necrópolis de la República, que caminan al lado del pueblo y los dirigentes.

En una breve reseña se puede citar que cruzando la Avenida Central del Cementerio del Buceo, reposan los restos de Don Luis Alberto Colotuzzo. Y unas cuadras más abajo sigue en pie el panteón de Aparicio, aunque su cuerpo descansa en Santa Clara.

Esta breve reseña la podemos terminar con dos personalidades que hicieron época y que se conservan en el Cementerio Central: a la entrada, el Dr. Washington Beltrán que cayó en un duelo nunca olvidado. Y no muy lejos, en una Avenida importante, reposan los restos del Dr. Luis Alberto de Herrera, cumbre de la soberanía.

Seguramente todos los nombrados están en la memoria de los orientales porque su dimensión sin duda trascendió las fronteras de nuestra colectividad.

Sin duda que más gente ha de haber ido a ver a Wilson el domingo pasado.

Y es muy buena cosa que siempre se los agasaje a él y a otras figuras que concitan el interés de los historiadores y estudiosos del Partido Nacional uruguayo, destinado a tener máxima notoriedad siempre en momentos difíciles para salvar la República, coaligado y apoyado por todos los que quieren que siga siendo un país independiente.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados
volver a todas las cartas