ECOS
Email:
Teléfono: 2908 0911
Correo: Plaza de Cagancha 1162
Escriba su carta aquí

Que no lo vuelvan a engañar


@|Desde que el FA nos gobierna, nuestro país ha ido en caída libre desde el punto de vista económico y que ahora se aprecia con mayor claridad con el cierre de empresas, desempleo en aumento y cifras que asustan como son la deuda externa y el déficit fiscal.

Esto no ha sido más grave porque Astori y sus alumnos han mantenido una actitud bastante prudente desde que asumieron en 2005. A pesar de todo han sido genuflexos frente a la izquierda ignorante que prometía beneficios sin respaldo económico.

Esta situación cambiará drásticamente en caso que vuelva a ganar el Frente Amplio, pues es sabido que el grupo moderador que es el Frente Líber Seregni, cada vez tiene menos peso y quienes van a dominar van a ser los más radicales: Partido Comunista, PVP, Casa Grande y MPP.

Estos no sólo tienen un gran caudal de votantes engañados hábilmente, sino que también dominan los sindicatos donde les hacen creer a sus afiliados que conseguirán un mundo utópico que sólo existe en su imaginación. No sólo estamos enfrentados a una situación económica grave, sino que en estos quince años han destrozado la base social de la cual siempre estuvimos orgullosos, inculcando odio, envidia, revanchismo, soberbia y actitudes agresivas hacia quienes no piensan igual. Actitud típica de regímenes totalitarios como existieron en Rusia, China y que aún existen en Corea del Norte, Cuba y Venezuela.

Recordemos que estos países son un ejemplo a seguir por estos gobernantes. Este dominio quedó demostrado hace pocos días cuando uno de los candidatos presidenciales, Daniel Martínez, tuvo el desliz de criticar a la Unión Soviética y en forma inmediata el Partido Comunista le marcó la cancha. No tuvo más remedio que pedirle disculpas ya que así mantenía su apoyo en las elecciones.

El discurso de Oscar Andrade nos muestra claramente hacia dónde apunta el Frente.

Otro ejemplo de falta de seriedad también lo demostró Daniel Martínez cuando declaró que en caso de ser presidente y ser aprobada por la ciudadanía la reforma de “Vivir sin Miedo”, no la aplicaría.

Consultados algunos constitucionalistas afirmaron que eso no es posible, pues se debe respetar el voto popular.

Como ven y lo aplicó el Pepe en varias oportunidades: lo político está por encima de lo jurídico. Al Frente Amplio le importan un comino las leyes y la Constitución y eso fue aplicado por el MPP en la década del 60 cuando se levantaron el armas contra la democracia. Por algo el Gral. Seregni fue renuente a que el MPP integrara el Frente Amplio, pues sabía que iban a radicalizar su postura.

Desde el año 2005, vienen haciendo las mismas promesas y los hechos demuestran que son falsedades.

Prometieron cambiar el ADN de la educación y está cada vez peor; prometieron más empleo y se perdieron 50.000 puestos de trabajo; prometieron bajar las rapiñas un 30% y aumentaron un 60%; prometieron bajar el déficit fiscal y estamos en un 4,8%; prometieron eliminar los asentamientos y hay cada vez más.

En lo único que han sido coherentes es en mentir.

Seguir votando al Frente Amplio es igual a saber que Ud. tiene un tumor maligno y no hace nada para combatirlo, a la larga lo va a matar y la táctica de estos progresistas frustrados es seguir engañándolo para matarlo lentamente.

Es por eso importante que Ud. ciudadano, que cada cinco años tiene esta oportunidad, no la desaproveche y demuéstrele a estos impresentables que no los quiere más en el gobierno. Ya fue suficiente el daño que hicieron. Evidentemente dar vuelta este desparpajo no va a ser fácil y con seguridad llevará más de un período gubernamental, teniendo en cuenta nuestra pequeñez y fragilidad económica donde dependemos del mundo para poder generar inversión y mejorar nuestras exportaciones para generar mayor empleo.

Tengamos memoria o sucumbiremos. Estamos cansados de mentiras y de aceptar a los corruptos amparados por sus compañeros y sin condena penal.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados
volver a todas las cartas