ECOS
Email:
Teléfono: 2908 0911
Correo: Plaza de Cagancha 1162
Escriba su carta aquí

Vivir sin miedo 


@|Una reforma constitucional que se está procesando en este momento, habrá de incluir una nueva norma que establecerá: “Créase la Guardia Nacional como cuerpo especial de las Fuerzas Armadas con atribuciones y cometidos en materia de Seguridad Pública…”.  

En opinión del precandidato a la Presidencia Daniel Martínez, esta nueva disposición constitucional no sería imperativa y quedaría librada a la discrecionalidad del Poder Ejecutivo. De ahí que su contestación ante la eventual aparición de la norma haya sido “Gracias. Muy amables.”

A juicio del citado, la discrecionalidad del decisor sería la misma que la que se tiene frente a un regalo, por ej. una camisa. Gracias, muy amables, pero no la voy a usar porque no me gusta.

¿Existe esa discrecionalidad frente a una norma constitucional imperativa? No. No existe.

Quien sostiene esa posibilidad está demostrando una tremenda ignorancia acerca de la vigencia y aplicación de la Constitución, lo que lo haría inepto para el cargo.

Si esa ignorancia no existiera, si no se tratara de un error, si se hubiere actuado a consciencia y con pleno conocimiento de causa, se evidenciaría que el citado está dispuesto a violar la Constitución, lo que también lo haría, por lo menos, inepto para el cargo.

¿Qué podemos esperar de un futuro mandatario que esté dispuesto a ignorar un precepto constitucional, lo que equivale a gobernar fuera del marco del derecho vigente? ¿En qué quedó aquello de que “dentro de la Constitución todo; fuera de la Constitución nada”?

Tal parecería que se corre el riesgo de la aparición de un nuevo gobierno autoritario, dispuesto a actuar bajo el principio que ya hemos conocido de que lo político está por encima de lo jurídico. Y, en el caso, lo político parecería ser la contemplación de los delincuentes, en perjuicio de la defensa de las personas de bien, a quienes se les rehusa la aplicación del derecho que pretende protegerlos.

Es de esperarse que pronto volveremos a tener un gobierno que actúe conforme a derecho y que respete y proteja a sus ciudadanos. Basta de gobiernos autoritarios que incurran en desviación de poder.

Gracias Sr. Martínez. Gracias; muy amable. Gracias por haber ilustrado a la ciudadanía sobre una postura política tan inconveniente, que nadie hubiera podido imaginar y que, en su conocimiento, permitirá actuar en consecuencia.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados
volver a todas las cartas