ECOS
Email:
Teléfono: 2908 0911
Correo: Plaza de Cagancha 1162
Escriba su carta aquí

Visiones del gobierno

¿Envidia?


@|Según la Real Academia Española, envidia es: “Tristeza o pesar del bien ajeno” o “Emulación, deseo de algo que no se posee”.

Esto viene a cuento de una nota que leí: “A la oposición uruguaya sólo le queda el pasado”. Dentro del cuerpo de la nota, el editor destaca un título (sic): “La oposición toda y especialmente la derecha se quedaron, además, sin relato, sin épica y se desesperanzan viendo los éxitos del FA con envidia y sin capacidad de retrucar”.

Plena razón tiene el autor de la nota, habida cuenta de los logros (históricos) alcanzados por el partido gobernante, que más de 160 años de gestión de los partidos tradicionales no pudieron conseguir. Para muestra, algunos de los éxitos: a) el agujero de Ancap, que peso más, peso menos, llegó a US$ 1.000 millones; b) el costo multimillonario del Fonasa, cuya contrapartida en materia de atención a la salud deja mucho que desear; c) los US$ 360 mil gastados en la “fiestita” de la inauguración de la planta desulfurizadora de Ancap, que contó con la gratificante presencia de la “arquitecta egipcia” CFK que vino acompañada por la banda de los muchachos combatientes de la Cámpora; d) la brillante gestión (caritativa) y comercial del Fondes, con US$ 70 millones prestados a emprendimientos de amigos y correligionarios, suma de la cual sólo se podrían recuperar alrededor de US$ 5 millones; e) el papelón del episodio del “caballero de la derecha”, que puede terminar en momentos indeseables para algunos de los participantes, aunque el creador y actor principal no aparece y seguramente nunca aparecerá y quedará “libre de culpa y cargo”; f) la trama de Alur y todos los alrededores de este proyecto cuyo final es difícil de pronosticar, lo que hace suponer que “el paga dios” (como de costumbre) será el contribuyente de “a pie”; g) los escándalos de ASSE, que recién comienzan a ser analizados en profundidad y que si alguna vez se conociera su costo final, será poco menos que un escándalo, porque involucra directamente a la salud pública, tan necesitada de una verdadera atención del parte del Estado; h) la brillante idea de JAMC, que inventó un aumento de salarios que, pese a las advertencias, generó un importante costo económico y social, que involucró a la totalidad del Poder Judicial; i) la incorporación del país al mercado del consumo de cannabis, que aunque aparentemente regulado, habrá de producir, según los especialistas, un daño potencialmente irreversible a los usuarios. En el mundo se nos conoce por la liberalidad del presidente que impulsó la idea, proyecto que contra la voluntad de su sucesor, debió ser reglamentado a la fuerza; j) los “gastitos” de la tarjeta corporativa del vicepresidente, cuya entidad, a su criterio, es totalmente irrelevante; k) la contratación por parte de Ancap, de la Agencia de Publicidad “La Diez”, cuyos detalles son altamente cuestionables; l) la intermediación de Aire Fresco en negocios con Venezuela. Esta empresa está integrada por miembros del MLN, al amparo de un acuerdo comercial en el rubro de alimentación, firmado entre el Ministro del Poder Popular para la Alimentación (Rep. Bolivariana de Venezuela) y el presidente de la empresa Aire Fresco S.A. Omar Alaniz; m) el incontenible aumento del déficit fiscal cuya reducción no puede ser concretada a pesar de los dibujos del genio de la economía; n) el monumental crecimiento de la deuda pública que se incrementó más del triple desde el año 2003 (204%) a pesar de la bonanza de los años anteriores; o) el número de funcionarios públicos que pasó de 231.000 en 2005 a 293.000 en 2016; p) finalmente (obviando otras historias menores), la gestión de la Intendencia de Montevideo que desde que “administra” la Capital ha debido enfrentar dos enemigos irreductibles: Adeom y la recolección de la basura.

Sin duda que existen sobrados motivos para que los partidos tradicionales y la derecha sufran una envidia incontenible, que difícilmente puedan superar ni aunque pasen otros 160 años.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Te recomendamos
volver a todas las cartas